El tener un coche para movilizarnos es símbolo de modernidad. Pero ante la recesión económica que se presentan su mantenimiento es costoso. En el mercado automotriz, se desarrollan algunos negocios que parecían no prosperar en tiempos anteriores. Sobre todo respecto a los repuestos para coches, en la actualidad encontrar un repuesto original y nuevo se hace en algunos momentos un verdadero reto. Ahí es donde el resurgimiento de los negocios de piezas usadas coches. La venta de piezas usadas toma los mercados y espacio de las tiendas de autopartes ante los elevados precios de los originales o el cierre de algunas tiendas.

En piezas usadas coches se puede hallar una muy variada gama de repuesto para todo tipo de coche desde los más antiguos hasta los de última generación Por eso este negocio ha experimentado en los últimos años un crecimiento y la aparición de muchos capitales apostando al fomento de empresas relacionadas con la reutilización de partes de coches. Pero su materia prima no es exclusiva de los coches que se les acabó su vida útil, sino también de los que en accidentes son considerados irreparables, o aquellos desechados por los concesionarios. Todos ellos siempre tienen algunas piezas recuperables y piezas usadas coches se la ofrece a quien la necesite.

Piezas usadas coches, vienen a solventar el parque automotor, que se ha visto mermada con las crisis económicas, los altos costos de la materia prima, los niveles de movilidad actual y otros factores que debilita e imposibilita el manejo de envío hacia sus distribuidores. Este lucrativo negocio de las autopartes a medio uso, está dando unas jugosas ganancias a aquellos que se dedicaron al desmantelamiento de vehículo, para convertirlos en piezas de utilidad a miles de automovilistas que ven en piezas usadas coches el lugar seguro para encontrar la pieza que necesita su coche