La educación formal nunca dejara de existir, cambiaran los vehículos de enseñanza, la forma, espacios físicos, el curriculum, pero ella como elemento propio de las sociedades no desaparecerán, por tanto la creación de los jardines de infancia, se van multiplicando en la medida que las poblaciones sigan aumentando, otro factor que operan a su favor es la velocidad de la vida urbano como rural y la gran cantidad de ocupaciones a que se ven sometidos los padres para el mantenimiento de sus hogares. Las condiciones están dadas para el crecimiento de estas instituciones.

Pero si piensas crear una de ellas, debes planificar creando su estado financiero, además el espacio físico y los equipos necesarios para el inicio. Lo indispensable es el equipo de computación que nos ayudaría a crear el cerebro de la nueva organización y ello junto a la papelería nos lleva a consultar a mercamaterial que la podemos hallar en la web y nos sirve para agilizar los materiales de oficina, así como la elaboración de presupuestos necesarios para dar inicio al jardín de infancia. Todo inicio es lento, pero los resultados son maravillosos, además de hacer una labor a la sociedad, contribuir al desarrollo del pensamiento y con ello el crecimiento de la nación, los jardines de infancia son bastante rentables.

El otro factor a considerar es el humano, la selección del personal en el inicio mínimo y para  que ellos cuenten con la papelería y artículos escolares necesarios, pueden encontrar en  mercamaterial. En  la parte legal debemos apegarnos a lo que establece la legislación respecto a los permisos y documentos necesarios para que quede registrado en los órganos rectores de la educación. Cumplir con el profesionalismo deseado y los impuestos de ley en las localidades donde pretenda funcionar.